sábado, 16 de julio de 2011

MALICIA de Martin Marcou - La mirada de Arturo Lodetti


Es muy difícil expresar en palabras las sensaciones que uno recoge al ser testigo de un estreno teatral. Asi como la experiencia de una vida es intransferible, lo mismo sucede cuando uno se ve impactado por un hecho teatral que trasciende, conmueve y modifica a la audiencia desde un sitio legítimo, casi onírico y “malicioso” (o cruel?). MALICIA nos retrotrae al ambiente que vivíamos en la década del 90. La famosa pizza con champagne que a algunos se nos hizo sabor amargo y para muy pocos significó una “maliciosa” ganancia en varios terrenos. Si tuviera que hacer una comparación, con permiso del autor, lo haría con una composición sinfónica. Al igual que en una orquesta, hay demasiados “instrumentos” en el escenario, que en manos de inexpertos o faltos de talentos no llegarían a buen término; pero en manos de Marcou los actores se dejan llevar por él, resultando una interpretación magistral. Por momentos una “melodía” puede resultar simple “prima facie”, pero el hilo conductor nos lleva a una tormenta de pasiones y vanidades que danzan frenéticas en el escenario y sin que la sangre llegue al río, el autor ya nos involucró en otra melodía distinta con un desenlace diferente. El autor supo traer con inteligencia las afirmaciones “maliciosamente” sinceras de las que fuimos victimas y victimarios. Eso es lo que hace de MALICIA una propuesta, apasionante desde lo estético, lo discursivo y lo corporal. El elenco esta a la altura de las circunstancias, “ejecutando” con virtuosismo la “partitura” propuesta por el director. MALICIA es una bella creación con textos inteligentes y reflexiones profundas que refleja una sociedad real al estilo “Marcou” con su Teatro Crudo en estado puro.  Humor inteligente… la factura del autor es impecable. ¡Felicitaciones Martin, lo hiciste de nuevo!


La lees entrando al link: http://teatrohabilis.blogspot.com/p/malicia-de-martin-marcou.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario